La digitalización llega a los seguros de decesos: coberturas adicionales online

Todos tenemos claro que el servicio esencial que ofrece un seguro de decesos  es la gestión de los servicios fúnebres relativos a la persona asegurada.

Además se hace cargo de los gastos derivados de un fallecimiento; también sabemos que este producto ofrece importantes coberturas  como el apoyo psicológico a la familia y el servicio de asesoría jurídica y que habitualmente también se encarga de otras garantías como la asistencia médica o la asistencia en viaje.

Sin embargo, en los seguros de decesos actuales el abanico de garantías adicionales se ha ampliado mucho, cobrando especial importancia, en la época de la transformación digital, servicios como el testamento online o el borrado de la vida digital. Vamos a ver un poco sobre estas coberturas complementarias que se integran en la oferta de varias aseguradoras especialistas en decesos.

 

El testamento online

El testamento online es una de las más novedosas coberturas en este ramo y, sin embargo, se ha convertido pronto en una garantía relevante. Gracias a ella el cliente certifica cómo va a dejar repartida su herencia de una manera más cómoda, pudiendo redactar y tramitar su documento de últimas voluntades a través de internet… o incluso mediante una llamada telefónica. El procedimiento de elaboración es sencillo y se gana en tiempo y en comodidad.

Por supuesto, el interesado no está solo en este proceso pues cuenta con la asesoría de un experto en la materia, un abogado que puede aconsejarle y orientarle en la tramitación del testamento. Eso sí, aunque la cobertura lleve incluida la palabra online, deberá realizarse de cualquier manera un trámite presencial en la correspondiente notaría para dar el visto bueno al documento o cerrar el testamento definitivo, a menos que el notario se desplace al domicilio del asegurado para este trámite.

Como en cualquier tipo de testamento este documento no es inamovible, y las aseguradoras habitualmente ofrecen la posibilidad de que los clientes puedan acceder a la realización de cambios en el mismo de manera gratuita. Esta cobertura, como es lógico, tiene un límite, ya que no se va a estar modificando el documento constantemente sin que ello conlleve un coste adicional.

 

El borrado de la vida digital

Además del testamento online, el borrado de la vida digital es otra de las garantías recientes de los seguros de decesos que se ha demostrado de utilidad. No lo habría resultado hace unos años, pero los tiempos han cambiado y, en mayor o menor medida, numerosos datos relativos a nosotros y nuestras vidas están registrados en Internet.

Cuando una persona fallece toda esa información permanece en la red, una situación que el difunto podría no desear en vida. Por discreción, por privacidad, por respeto a la voluntad del fallecido o para no aumentar el dolor de la familia o amigos tal vez sea conveniente la desaparición de esos datos.

Esta situación ha sido definida recientemente por el Tribunal de Justicia de la UE como el derecho al olvido en la red, el derecho de cualquier persona a borrar la información y datos personales que estén desfasados, pero continúan estando en internet pese al paso del tiempo.  Varias aseguradoras ya se han puesto a ello, ofreciendo ayuda en ese tipo de casos mediante esta cobertura.

Por medio de esta garantía, la compañía de seguros se encarga de eliminar los perfiles de su cliente en las redes, así como sus correos electrónicos e incluso sus blogs si fuera el caso. Es cierto que es algo que pueden realizar también los amigos y familiares de la víctima si saben manejarse en internet, pero también es verdad que resulta un proceso laborioso y hecho por experto seguro que saldrá mejor.

Hay que decir por último que esta es una cobertura que no sólo se ofrece como complementaria en algunas pólizas de decesos, también en otras modalidades, y puede hacerse efectiva en vida del cliente si este decide que quiere hacer desaparecer una parte o incluso la totalidad de su información personal.

 

Más y más garantías

Estas dos garantías digitales están relacionadas con el fallecimiento de la persona, pero en el panorama del ramo de decesos actual podemos ver miles de garantías adicionales, varias de ellas curiosas y realmente alejadas del ramillete de coberturas tradicional en este tipo de seguros: desde cursos por pérdida de puntos del permiso de conducir hasta asistencia informática, pasando por el ofrecimiento de horas de mano de obra para reparaciones urgentes en la vivienda.

Siendo todas estas coberturas útiles, que no imprescindibles, en la decisión del cliente estará valorar en qué medida resultan importantes o no. Lo que queda patente, de cualquier manera, es que los seguros de decesos actuales llegan a veces tan lejos en su oferta que hasta ofrecen garantías que nada tienen que ver con la asistencia tras un fallecimiento.