La consulta online en los seguros de salud

Burgos. Mes de diciembre. Un lunes cualquiera. El termómetro fuera marca 4 bajo cero, el tuyo 39 grados de fiebre. Aún es de noche. Son las 7 de la mañana cuando tu despertador suena… y esa gripe que venía amenazando durante el fin de semana se ha apoderado finalmente de ti. Te duelen la cabeza y la garganta, tienes sensación de fiebre y no has podido pegar ojo en toda la noche.

Pese a todo, mantienes las ganas de vivir. Pero entras a las 8 a trabajar, y no estás en condiciones para ello. Tal vez a tu jefe le suene a excusa, pero nada más lejos de la realidad: no estás en condiciones.

Necesitas un médico para que te recomiende un buen tratamiento y volver a estar bien. Pero no estás en condiciones de salir a la calle para ir a la consulta, además tendría que ser a urgencias y el hospital no está cerca.

Quizás sea un panorama exagerado –Burgos, diciembre, un lunes por la mañana…- pero esas situaciones no están lejos de la realidad. Situaciones como la de un padre que compruebe, de madrugada, cómo a su hijo le ha subido mucho la fiebre y esté preocupado; o la de un trabajador que se encuentre lejos de su lugar de residencia y, al sentirse enfermo, no pueda acudir a su médico de confianza.

Por encima de los problemas laborales derivados de una enfermedad, es cierto que a veces para nuestra salud no es lo mejor salir de casa en malas condiciones, ni siquiera para ir al médico, más allá del esfuerzo que supone desplazarse estando malo; y también es verdad que algunos diagnósticos, generalmente los más sencillos, pueden realizarse a distancia, contando con el testimonio claro del enfermo, por teléfono o a través de internet (por escrito o mediante videollamada).

Por esta razón es por la que se antoja importante, si se dispone de un seguro de salud privado, una cobertura que cada vez gana más peso y se demuestra más efectiva en esta era marcada por la tecnología. Conozcamos más sobre la consulta online en los seguros de salud.

 

¿Qué servicios proporciona el seguro de salud?

 

El gran objetivo es facilitar el contacto del cliente con su médico, al añadir los servicios de consulta telefónica y online a los presenciales, haciendo este más cómodo y consiguiendo que la atención del profesional sanitario sea más completa. Gracias a esta cobertura, el asegurado aumenta su margen de maniobra para decidir dónde, cómo y cuándo contactar con el facultativo.

El servicio telefónico es una de las dos grandes garantías que brinda esta cobertura, acercando al médico y a su cliente y disponiendo otra vía de comunicación entre ambos. Un producto completo puede ofrecer la posibilidad de un servicio de urgencias durante las 24 horas -pues tal vez necesitemos asistencia inmediata fuera del horario laboral- o la opción de solicitar la llamada de un profesional.

La otra garantía relevante, más completa que la anterior al integrar sonido e imagen, es la de video consulta médica. Gracias a ella, mediante nuestro ordenador, móvil o tableta podremos contactar en directo con el doctor para realizar la consulta médica online.

El contacto, además, puede ser mucho más amplio y efectivo de lo que se imagina en un primer momento: desde el envío de emails a la compartición de archivos como documentos médicos, fotografías o videos entre el cliente y el doctor. De esa manera la comunicación es lo más completa posible, paliándose la desventaja con respecto a la conversación cara a cara.

La importancia del móvil en la asistencia sanitaria

 

Habíamos hablado anteriormente sobre los portátiles y las tabletas cuando los verdaderos dominadores del momento presente son los smartphones, que son los aparatos electrónicos que más tiempo y con más frecuencia utilizamos. No sólo ya en nuestro tiempo de ocio, sino como herramienta de trabajo.

Conscientes de esta realidad, las aseguradoras han trabajado en los últimos años en la creación de aplicaciones para los móviles. En el caso de los seguros de salud, pueden servir para ampliar las opciones a disposición del asegurado, que tiene a mano solicitar asistencia médica desde cualquier lugar en el que se esté. Las opciones básicas son las ya citadas, las de llamada y videollamada, aunque el soporte sea diferente.

Estas son, en líneas generales, las ventajas de las que se puede disfrutar si se ha contratado la cobertura de asistencia online en nuestro seguro médico. Una garantía que, no lo olvidemos, resulta un gran complemento a la atención médica presencial, la gran base de la pirámide, y no un sustitutivo. Eso sí, en numerosos casos (como en los ejemplos expuestos durante este post) nos puede bastar con la atención online, que ofrece al cliente la comodidad y rapidez de contar con atención médica sin tener que desplazarse a la consulta.