La reproducción asistida en los seguros de salud

Las estadísticas demuestran que muchas parejas con ganas de tener hijos no consiguen llevar a cabo ese gran proyecto vital a causa de los problemas de fertilidad de uno de los progenitores, o incluso de ambos. Algo cada vez más frecuente a causa de numerosos factores, como el estilo de vida, la contaminación creciente, motivos físicos o emocionales como el estrés y la ansiedad o la edad cada vez más tardía para decidirse a afrontar la paternidad. Una complicada situación que por fortuna no tiene por qué ser irreversible pues la medicina pone a su disposición la reproducción asistida, que ayuda a cumplir el sueño de miles de parejas de tener un niño.

 

¿Qué es la reproducción asistida?

 

Básicamente se trata de toda aquella técnica desarrollada por la ciencia (medicina, biología) y la tecnología que sirve para facilitar el proceso natural de fecundación e incluso sustituirlo, ayudando a que el óvulo de la mujer sea fecundado. En otras palabras, su gran objetivo es ayudar a las parejas a quedarse embarazadas por medio de diferentes tratamientos de fertilidad.

 

Técnicas de reproducción asistida

 

Las principales -más habituales- vías que la ciencia pone a disposición de las parejas con problemas para tener hijos son dos. Una es la inseminación artificial, un método de reproducción asistida que consiste en la implantación de espermatozoides en la mujer por medio de instrumental especializado para lograr la gestación.

El otro proceso más común es la fecundación in vitro, una técnica que se realiza fuera del cuerpo de la madre tras la extracción de uno u varios ovocitos de los ovarios, con el fin de que sean fecundados por espermatozoides en un medio líquido.

 

¿La cubren los seguros de salud?

 

Situado el tablero y colocadas las fichas, vamos a dar respuesta a la pregunta que acabamos de formular y que interesará especialmente a aquellas parejas que pretendan ser padres y no lo logren: ¿Cubren las aseguradoras la realización de esta clase de técnicas en sus productos médicos? ¿Pueden encargarse de cubrir la reproducción asistida?

La respuesta es clara: existen seguros médicos que incluyen la reproducción asistida entre sus coberturas, cubriendo no sólo ambas técnicas sino otros procedimientos técnicos necesarios para llevarlas a cabo, como consultas de ginecología, pruebas diagnósticas y estimulación de la ovulación. En el caso de la inseminación artificial pueden incluirse otros procesos como la preparación del semen o la obtención del esperma de un donante, mientras que en el de la fecundación in vitro se integrarían operaciones como la punción ovárica, el cultivo y la transferencia de embriones, las inyecciones intracitoplasmáticas y las biopsias testiculares para la obtención de espermatozoides, así como los costes de congelación y mantenimiento de embriones.

Al ser técnicas de un elevado coste la aseguradora suele optar en los seguros de salud por el procedimiento de reembolso de gastos médicos para hacerse cargo de los gastos, siempre con unos máximos económicos determinados previamente, y disponer un límite tanto para los ciclos de transferencia completa de fecundación in vitro como para los intentos de inseminación artificial. Además, antes de que la compañía de seguros ponga su amplio cuadro médico a disposición de sus clientes les demandará que cumplan ciertas condiciones, amén de solicitarles los correspondientes informes que certifiquen su esterilidad.

Se trata de un proceso costoso económicamente y que requiere de paciencia y trabajo, pero la alegría de tener un hijo no tiene precio y compensará a buen seguro el esfuerzo realizado. Si se tienen problemas para concebir es importante conocer que el seguro de salud puede ayudar, y mucho, a traer un nuevo retoño al mundo.